menu x
  • Yensen Quintero

    Yensen es un niño amante a la tecnología y a la protección del planeta. Descubrió su pasión por la animación, cuando era muy pequeño y con el apoyo de su mamá fue inscrito al Club House del Museo de los Niños. Allí comenzó aprender lo necesario para comenzar la animación en 2D y 3D. Le gusta crear historias de reflexión personal en las cuales las personas tomen conciencia de sus actos

  • Felipe Duarte

    Felipe es un niño con un gran carisma, a donde llega siempre llama la atención de todos por su actitud, cuando lo escuchas pareces hablando con un adulto. Es un niño seguro de lo que es, de lo que tiene y a dónde quiere llegar.

    Felipe tiene como pasión la escritura, ha ganado por dos años consecutivos el concurso del cuento en su colegio. Es un niño con una personalidad única, es simpático y tiene muchas sueños, entre esos ser reconocido a nivel mundial por su trabajo como escritor. 

  • Pedro Higuera

    Pedro es un niño muy juicioso, dedicado al estudio, es el único hijo hombre de la casa. Sus padres se dedican a la ebanistería y sus dos hermanas ya terminaron el colegio. Ha sido un estudiante ejemplar, siempre ha querido ir más allá de los demás y fue por esta razón que un día creó una aplicación en su clase de sistemas, días después fueron funcionarios del Ministerio y vieron su creación, les gusto tanto que lo invitaron a un evento del distrito en el cual le entregaron tablets a niños de escasos recursos de colegios públicos y Pedro fue uno de los afortunados al recibir una. Fue allí que comenzó su pasión por la programación y creación de aplicaciones. Después de muchos intentos logro crear un juego para tablets, el cual en pocos días fue todo un éxito en su colegio y todos querían jugarlo.

  • Alejandro Millán

    Alejandro comenzó su pasión por las artes desde muy pequeño, dice que cuando vio por primera vez una película de terror se asustó mucho y por eso empezó a realizarlas él mismo, para superar su propio miedo. Alejandro aprendió a editar solo y en compañía de su computador ha realizado varias películas.

    Todas sus películas las hace en su casa, su familiares se convierten en actores y el pasa a ser director, actor y editor de sus vídeo grabaciones. Sueña con ser uno de los mejores directores del mundo. Tiene 3 páginas web donde publicita sus películas y cortometrajes.  

  • Juan Pablo Suarez

    Juan Pablo es un niño dedicado al estudio, con muchos sueños y metas por alcanzar. Tras una tarea escolar decide crear un juego que sirve para enseñarle a los demás filosofía de una manera distinta a la convencional. El juego está inspirado en “pac man” y explica la vida de Santo Tomas.

    Juan Pablo realiza todas sus animaciones en 3 programas diferentes que aprendió a manejar mediante tutoriales, siempre ha sido un chico muy independiente y es un amante fiel a la lectura.

  • Mario Escobar

    Mario es un joven que desde pequeño siempre ha tenido un desarrollo más avanzado que el de niños de su misma edad. Cuando tenía 14 años entró a la Universidad a ver algunas materias de robótica, mientras seguía cursando su bachillerato.

    El motor de Mario para realizar sus prótesis de manos y piernas es su papá, quien cumpliendo su labor como militar sufrió un atentado y quedó incapacitado para toda la vida. Mario quiere mejorarle la vida a su papá y a todas las personas que atraviesan por una situación similar. Su primer proyecto fue la elaboración de una prótesis de una mano, que tenga movilidad completa. 

  • Juan Esteban Camacho

    Juan Esteban es un niño seguro de sí mismo y de todo su potencial para la robótica. Es muy activo, ha participado en varias ferias internacionales y ha obtenido el título de sub campeón en la gran mayoría de ellas.

    En compañía de un amigo creó a “Newton”, un robot de rescate, con el cual ganaron un premio en su universidad. Entre sus mayores metas por alcanzar esta el ser un gran empresario en el mundo de la tecnología y cambiar al mundo

  • Diana Rosero Rosas

    Diana es una niña muy creativa y analítica. Gracias al apoyo de su mamá fue inscrita en el Club House, del Museo de los Niños, en el cual ha aprendido todo lo que sabe hasta ahora. Fue por medio del club que Diana tuvo la idea de crear una silla de ruedas con sensores auditivos y se mueva leyendo la mente.

    Todo lo que ella hace por medio de la robótica es con el fin de mejorar la vida de los discapacitados. Ella considera que todas las personas somos iguales y merecen las mismas oportunidades. 

  • Edinson Felipe Porras

    Edinson es un niño apasionado por ayudar a los demás. En el año 2012 creó un juego interactivo para niños de 1° a 5° de su colegio, para que a través del juego pudieran estudiar de una forma interactiva y que no fuera aburrida. El juego cuenta con diferentes materias que refuerzan los temas vistos en clase.

    Uno de sus grandes sueños a futuro es poder diseñar un robot “mini sumo” (robot luchador), que lo lleve a competir contra otras instituciones educativas que cuenten con esta modalidad y para ello desde hace unos años está tomando cursos en el Sena de diferentes materias que lo ayuden a poder construir su robot invencible. 

  • Santiago Prada

    Santiago es un niño muy alegre, con metas claras y muchos sueños por cumplir. A raíz de una mala experiencia escolar, decidió hacer stop motion, para enseñarle a los demás lo malo del bulling y las consecuencias negativas a las que conlleva. 

    Aparte del amor por la tecnología, tiene una grande pasión por el football, equilibra su talento con su deseo de ayudar a los niños que han vivido una mala experiencia, como la que él vivió cuando era más pequeño. 

  • Iván Felipe Salgado

    Iván comenzó la universidad con tan solo 14 años. Desde hace 5 años empezó en el programa Talentos de la U. Sergio Arboleda primero en matemáticas y ahora en robótica, luego que un primo lo incentivará para comenzar en esta aventura.

    En la Universidad ya hizo, junto a otro compañero, un Robot que se llama Newton el cual tenía como función seguir los comandos desde un celular o un computador y están ahora tratando que el robot mande datos de temperaturas para usarlo en rescates. Ha participado en ferias obteniendo el 2do. Puesto.

  • Juliana Farfán

    Juliana es una niña muy tierna y linda que ama la tecnología entre otras cosas como diseñar ropa, los animales y el ballet. Empezó con la robótica en un club llamado Ingenio, principalmente porque quería saber de qué se trataba, al final le gusto y ya lleva en el club 2 años.

    Ha construido muchos robots pequeños, todos rosados, pero su sueño es poder llegar a construir un robot que le haga compañía ya que ella es hija única, su padre es alérgico a los pelos de los animales y su mama no puede tener más hijos. Cuando la conoces no puedes evitar enamorarte de ella y sus sueños. 

  • Maria José Carrion

    María José es una niña calmada, obediente y muy creativa. Siempre fue muy curiosa y le ha gustado mucho ayudar a los demás. Su invento fue para ayudar  a su primita, quien al nacer no podía conciliar el sueño fácil y se la pasaba llorando. Ella comenzó a investigar sobre la vida de los bebes en el vientre de su madre y descubrió cómo se relajan y a raíz de eso inventa una almohada de relajación para bebes. El nombre de su invento fue "My Heart my Baby".

    Es una niña que refleja amor propio y amor por los demás, sueña con cambiar el mundo ayudando a los demás.

  • Sofía Fernández

    Sofía dice ser una niña con mucha suerte porque vive en el campo, comparte todo el día con su papá, tiene una familia que la apoya en todo, estudia en casa con una tutora y come sano porque tiene una huerta orgánica.

    A través de la fotografía creó el proyecto llamado “MI EXTRAORDINARIA VIDA” con el cual quiere demostrar que se puede tener una vida sana y vivir en una finca sin ser una “niña rara”.

    A su corta edad aún no tiene claro qué quiere estudiar cuando sea grande, a veces quiere ser química para poder hacer medicamentos que ayuden a otras personas y otras veces quiere ser repostera para aprovechar sus productos orgánicos.

  • Valentina Nieves

    Como buena paisa Valentina se preocupa por los problemas de su región y piensa que el café es una de las cosas más importantes para Colombia. Es por eso que invento un dispositivo para ayudar a los pequeños caficultores. Este les avisara cuando su cultivo está en riesgo por medio de un correo electrónico.

    Su dispositivo, llamado Humex, la ha llevado a conocer otros países en ferias como la First Lego League y el VEX Robotic Competition, entre otras, donde ganaron a mejor proyecto a nivel internacional entre 400 equipos.

    Esta inteligente niña ha recibido varias ofertas de muchos dueños de cafetales y caficultores para poder implementar HUMEX  en sus negocios, solo falta patentar el prototipo para sacarlo a la venta. 

  • Julian Parra

    Julián busca ayudar a los demás por medio de proyectos que estén relacionados con la tecnología. Él creó una aplicación para teléfonos, ipads y ipods en donde las personas discapacitadas (sordos o ciegos) puedan revisar sus facturas de servicios públicos y así entender qué es lo que están pagando.

    Es la segunda vez que participa en la feria de la ciencia y la innovación en la ciudad de Medellín y en esta oportunidad recibió el premio especial a los servicios públicos entre cientos de participantes.

    Es un joven creativo, soñador, alegre y muy extrovertido que siempre busca el bien ajeno. 

  • Mateo Hincapíe

    Mateo y su grupo inventaron un pastillero electrónico que ayuda a que las personas de la tercera edad puedan ser más independientes y puedan encargarse de su salud.

    Para desarrollar este proyecto visitó varios hogares geriátricos para compartir un poco con los adultos mayores y poder entender mejor sus necesidades. Dice que de ellos hay mucho que se puede aprender y no es justo que muchas veces sean excluidos de la sociedad.

    En la feria de la Ciencia y la Innovación en la ciudad de Medellín recibió el segundo puesto y un premio especial a la innovación. 

  • Isamar y Katerine

    Isamar y Katerine son dos adolescentes amantes de la tecnología. Isamar es No Oyente prácticamente desde que nació, pero su discapacidad no la ha afectado para hacer lo que más le gusta: ayudar y mejorarle la vida a personas que como ella, no pueden oír.

    En la edición pasada de la feria participó junto con otra compañera No oyente (Katerine) con el “Vibrasor” que servía para prevenir a la gente sorda sobre carros que se acercaban o peligros en la calle con lo cual ganaron, desde los 16 años trabaja en este proyecto. 

    Este año cumplió 18 años y trae la versión “New Generation” para que los niños que no escuchan aprendan a hablar. Lo que transmiten estas jóvenes es superación a cada momento y en lo que hacen porque como ellas dicen: la discapacidad no puede empezar por nosotras mismas.

  • Josué Romero

    Este pequeño es muy curioso y le gustan los bichos. Este año para la feria en la cual está participando creo unos pequeños robots con forma de bichos para mostrar cómo se mueven y como viven. Sus proyectos los desarrolla con dos compañeros más pero él es el líder del grupo y lo llaman el científico por sus aptitudes en esta área. 

    Además de inventar pequeños robots tiene un blog en donde publica todos sus proyectos con el fin de que los niños se motiven a hacer estas cosas. 

  • Samuel Viloria

    Samuel es un niño apasionado por lo que hace desde que era muy pequeño.En el 2010 estuvo en su primera Feria de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación pero por ser muy pequeño no pudo participar para ganar el premio de viajar a una feria internacional como expositor, sin embargo como su proyecto gustó tanto igual lo llevaron como “estudiante observador” a Los Ángeles, CA. También fue invitado a Tampa, FL. Con su proyecto de Huevitos en la Luna.

    El año pasado no participó con ningún proyecto en la Feria sino que estuvo como invitado en un conversatorio llamado “Los buenos vicios, jóvenes gomosos por la ciencia”, además aprovechó el viaje para visitar a los compañeros que él motivó con campañas para que se interesaran en la investigación. Él dice que son como sus hijos.  

  • Daniela Rodríguez

    Daniela es una niña dulce, muy disciplinada e inteligente. Le encanta los computadores, la programación y creación de software. Daniela hace un par de años decidió entrar al grupo de robótica de su colegio, ella y cuatro niñas más conforman el grupo en donde además de hacer un robot para participar en ferias nacionales también hicieron una investigación para realizar un mecanismo que potabilizara el agua ganando el premio futuro que otorga la Nasa.

    Daniela es líder en su grupo, le encanta la programación y manejo del robot, esa es su función en las competencias. Cuando sea grande quiere ser Ingeniera mecatrónica o ingeniera informática, aunque sabe que es una carrera más masculina le ha perdido el miedo gracias a la labor de su profesora y de su padre, quienes por medios actividades didácticas han logrado que las niñas se acerquen a las ingenierías, matemáticas y físicas. 

  • Juan Andrés Álvarez

    Juan es hijo único, un niño muy tierno que le encanta los computadores y respira tecnología. A los cinco años pidió de regalo un computador y su familia se lo regaló pensando un poco que no lo usaría mucho.

    Actualmente es como el mini tutor de su clase de informática y tecnología ya que es quien ayuda y explica a sus compañeros. También posee un Blog en donde tiene un poco más de cien seguidores, ahí escribe cosas del colegio, reflexiones que les manda su profesor y propias. Juan quiere ser Ingeniero de sistemas y luego crear una empresa como Apple porque admira profundamente a Steve Jobs. Dice que su empresa también será pionera en seguridad informática porque piensa que la gente debe tener tranquilidad y seguridad en Internet. Quiere acabar con los que se roban cuentas bancarias y estafan a las personas.

  • Samuel Sanchez

    Samuel es un niño muy creativo y soñador,  él asegura que no podría vivir sin la tecnología. Sin ayuda de nadie y totalmente autodidacta hizo un juego que ya tiene seis niveles y que sirve para entretenerlo a él y a sus vecinos. También está haciendo una aplicación para Android.

    Tal vez con lo que más ha impresionado a sus padres fue cuando hizo una CPU que funciona perfectamente, con materiales desechados. Un día, su madre iba a botar una caja que para ella solo era basura y Samuel le advirtió que no lo hiciera porque eso era un computador, sus padres incrédulos no le creyeron hasta que él les demostró que encendía y que funcionaba. Desde ahí, su padre aprovecha cualquier cosa que se encuentra en la calle porque sabe que él le dará un uso especial y seguirá inventando cosas.